15 consejos sobre cómo organizar el armario de tu hijo para la temporada de otoño

Tener un armario organizado y un espacio de almacenamiento funcional aporta innumerables ventajas. La habitación de tu hijo estará más recogida, te resultará más fácil separar la ropa que necesita ir a la lavadora y podrás vestir a tu peque más rápido por la mañana para no llegar tarde al cole o a la guardería.

Aquí tienes 15 consejos sobre cómo preparar el armario de tu peque para la temporada de otoño.

Clasifica las prendas

Antes de nada, junta todas las prendas de otoño que tengas, tanto ropa como calzado. Después, pruébaselas para ver si aún le valen. Haz una lista de todo lo que tengas que comprar en una talla más grande.

Para los días de frío, no pueden faltar las camisetas de algodón, las blusas y camisas de manga larga, los chándales gruesos, una cazadora y un mono impermeable en el armario de tu peque.

Si tu hijo no es demasiado pequeño, puedes decirle que te ayude a clasificar las prendas y a elegir las nuevas.

Guarda la ropa del niño

Una vez que ya sepas con qué prendas te quedas y hayas comprado todo lo que necesita tu peque, es el momento de almacenarlo todo. Asegúrate de que solo guardas lo necesario.

Existen algunos trucos para guardar la ropa sin que ocupe demasiado espacio en el armario:

  • Enrolla las camisetas y la ropa interior.
  • Cuelga las blusas y camisas. Al quedar colocadas en fila, podrás verlas todas de un solo vistazo y elegir las que quieras sin desordenar las demás.
  • Dobla los pantalones y vaqueros en cuatro. Es decir, dóblalos a la mitad y vuelve a doblarlos.

Asegúrate de que proteges las prendas más gruesas de insectos como las polillas. ¿Sabías que hay soluciones naturales para repelerlas? Están, por ejemplo, el aceite de cedro, las castañas, la lavanda o el clavo.

Otra cosa que deberías tener en cuenta cuando guardes la ropa es ponerla a una altura al alcance de tu hijo. Si quieres enseñarle a vestirse solo para ir al cole o a la guardería, es importante que llegue a todo lo que necesite ponerse. Además, si usas cajas o contenedores de almacenamiento, opta por materiales transparentes para poder ver el contenido.

¡No olvides decorar el armario! Personalízalo con el estilo y las cosas que más le gustan a tu peque. Deja que sea él quien elija el tema e imprime, por ejemplo, algunas pegatinas bonitas en función de lo que diga. Así, tendrá un motivo para mantener el armario organizado.

Recicla

Los residuos textiles son una de las principales fuentes de contaminación medioambiental después de los producidos por la industria petrolífera. ¡No vuelvas a tirar la ropa que ya no le sirva a tu peque! Si está en buen estado, dásela a sus hermanos, primos o amigos pequeños. Si está gastada, hay organizaciones o incluso centros comerciales que podrán reciclarla.

También puedes usar la creatividad para transformarla o bien donarla. Busca en Internet un mapa con los centros de tu zona en los que se puede donar ropa infantil.

Previous Post

Leave a Reply